El objetivo es favorecer el óptimo desarrollo del niño, tratando los efectos de una alteración o deficiencia, facilitando las opciones de integración familiar y social.